top of page

¿Estamos seguros que no tendremos que migrar algún momento? La Importancia de una Migración Segura




La importancia de una migración segura va más allá de los argumentos racionales, se conecta con las emociones más profundas de las personas y toca fibras sensibles de solidaridad y compasión.


Imagina a un joven soñador que decide dejar su país natal en busca de oportunidades que le permitan cumplir sus metas y ayudar a su familia. Su corazón late con la esperanza de un futuro mejor, pero también se siente dividido por el dolor de dejar atrás a sus seres queridos. La migración segura no solo le brinda la oportunidad de perseguir sus sueños, sino que también le permite mantener la esperanza de reunirse con su familia en un lugar más seguro.


¿Has pensado en una madre que busca escapar de la violencia y la opresión en su país? Su deseo más profundo es darles a sus hijos una vida libre de temor y angustia. Si pudiera migrar con todas las seguridades, no solo protegería a sus seres queridos en el camino, sino que también podría criar a sus hijos en un ambiente donde puedan crecer en paz y tranquilidad.


Los migrantes a menudo se enfrentan a riesgos significativos, desde la explotación laboral hasta la violencia y la persecución. Esta situación no solo amenaza sus vidas y su bienestar, sino que también plantea preocupaciones de seguridad a nivel global. La migración segura y ordenada es esencial para proteger los derechos humanos y promover la estabilidad y el desarrollo sostenible en las sociedades de origen y de acogida. Es un tema que requiere una atención constante y una colaboración internacional efectiva para abordar sus complejas ramificaciones.


Hay que tomar en cuenta que si se tienen las garantías y las seguridades cuando se recibe a los migrantes, se pueden construir puentes de entendimiento y empatía. Se aprenden nuevas culturas, se saborean sabores distintos y se enriquece el tejido social con la diversidad de historias de vida. La migración segura no solo es un acto de bienvenida, sino también un recordatorio de la unidad y la hermandad que trasciende las fronteras; es, en última instancia, un llamado a la humanidad que nos recuerda que todos compartimos un viaje en esta vida y que, sin importar de dónde venimos, todos merecemos respeto, seguridad y oportunidades. Es un recordatorio de que nuestras diferencias son nuestras fortalezas y que juntos podemos construir un mundo más compasivo y justo.


¿Por qué la gente migra? es la pregunta que la mayoría nos hacemos cuando no conocemos la necesidad que les aborda. Lo ideal sería que la gente no migre por necesidad, pero en el contexto actual es lo que vemos y percibimos. La búsqueda de países más seguros y gobiernos con políticas que promuevan el bienestar es un paso crucial para abordar la migración motivada por la necesidad. Cuando las personas pueden satisfacer sus necesidades básicas y acceder a oportunidades en sus propios países, la migración por necesidad disminuye naturalmente.


Para evitar la migración forzada, es fundamental que los gobiernos trabajen en la creación de sociedades más seguras y justas. Esto implica abordar las causas subyacentes de la migración, como la pobreza, la violencia y la falta de acceso a servicios básicos. Políticas que promuevan la igualdad de oportunidades, la inversión en educación y salud, y la creación de empleo son esenciales.


Además, los gobiernos deben tomar medidas para garantizar la seguridad y los derechos humanos de sus ciudadanos. Esto incluye la lucha contra la corrupción, el fortalecimiento de las instituciones democráticas y la protección de los derechos civiles y políticos.


Los países pueden aprender unos de otros y compartir mejores prácticas para abordar los desafíos relacionados con la migración y el bienestar. La inversión en el desarrollo sostenible a nivel global también puede contribuir a reducir la desigualdad y la necesidad de migrar.

En última instancia, la migración debe ser una elección, no una necesidad. Al crear condiciones seguras y políticas que promuevan el bienestar en los países de origen, podemos ofrecer a las personas la oportunidad de construir sus vidas donde nacieron, reduciendo así la presión sobre los flujos migratorios y trabajando juntos para un mundo más justo y equitativo.


En un mundo donde las distancias se están acortando y las conexiones globales son más fuertes que nunca, la migración segura es un reflejo de nuestra capacidad de cuidarnos mutuamente como una gran familia global. Al garantizar que las personas puedan migrar de manera segura, estamos protegiendo el espíritu humano y construyendo un futuro donde todos puedan buscar un refugio y un camino hacia un mañana mejor.


Escrito por: Estefanía Luna C.




47 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page